alimentación, bienestar, salud, nutrición

La vitamina C es una de las vitaminas más populares y de la que mejor conocemos sus beneficios. Es una vitamina hidrosoluble, necesaria para el crecimiento y el desarrollo normal, que asociamos a menudo con la prevención de los resfriados, pero tiene otros efectos positivos en nuestra salud:

  • Favorece la cicatrización de los tejidos porque está vinculada con la producción de colágeno.
  • Es un antioxidante que evita el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Mejora nuestras defensas activando el sistema inmunológico.
  • Evita la aparición de una enfermedad denominada escorbuto, que produce problemas en las encías, en las mucosas, anemia y debilidad.


La naranja
La naranja es un cítrico comestible, que crece principalmente en el naranjo dulce (Citrus Sinensis), en el naranjo amargo (Citrus Aurantium) y en algunas clases de naranjos híbridos. Se cultiva desde hace miles de años en el sur de China y de allí se extendió a todo el sudeste asiático. Siguió la “Ruta de la Seda” para extenderse por todo el mundo y fueron los árabes los que la introdujeron en la península.
Los tres mayores productores hoy en día de naranjas en el mundo son Brasil, Estados Unidos y México. España está en el quinto puesto tras India.
La naranja se puede encontrar casi todo el año, pero hay mayor producción durante los meses de invierno.


¿Es cierto que tiene mucha vitamina C?
Sí, es cierto. Una naranja mediana, pesa alrededor de 125 gramos. En una sola naranja encontramos 58 miligramos de vitamina C. La dosis diaria recomendada de vitamina C es de 90 mg, por lo que con una sola naranja cubrirías el 65% de las necesidades diarias.


¿Qué otros beneficios aporta la naranja?

  • Contiene bioflavonoides como la hesperina, que aumenta el tono venoso y la resistencia capilar.
  • También sustancias naturales como el limoneno que es antioxidante y da el olor característico y aminoácidos como la alanina, que estimula la producción de anticuerpos.
  • Tiene propiedades antiagregantes gracias a las cuales se impide la producción de trombos, mejora la circulación y ayuda a controlar la tensión arterial.
  • Contiene ácido fólico, importante para el correcto desarrollo del feto. Se recomienda aumentar su consumo durante el embarazo.
  • Contiene también calcio, imprescindible para el fortalecimiento de huesos.
  • Gracias a su contenido en agua y en potasio contribuye al equilibrio hídrico y evita la retención de líquidos.
  • Los cítricos en general y por tanto también la naranja contienen citrato que evita la precipitación de sales y previene la formación de cálculos renales.
  • Tiene pocas calorías así que es una fruta adecuada para controlar el peso.
  • Contiene mucha fibra, por lo que es adecuada para regular el tránsito intestinal.

El zumo es una de las formas más habituales de consumir la naranja. Debes tener en cuenta, sin embargo, que en un zumo se pierde la fibra de la pulpa y si se realiza con más de una naranja, el contenido en azúcares de un solo vaso de zumo será mucho mayor. Ten en cuenta también, que un zumo debe consumirse nada más exprimirlo para que no se pierda la vitamina C, que se oxida con rapidez.

El resto de frutas cítricas también contienen mucha vitamina C. De hecho los kiwis tienen 90 mg por cada 100 gramos; las fresas o las papayas 60 mg; el limón 40 mg o el pomelo y las mandarinas 30 mg. Y no te olvides de otras frutas y verduras como las ciruelas, la guayaba, la grosella negra, el pimiento, el brócoli, las coles, el, melón, la coliflor, las espinacas o el mango.

Contacto

Horario de Atención al Cliente

  • En hna Atención al Cliente estamos a su disposición de 9:00 a 19:30 horas, de lunes a viernes, para ayudarle en lo que necesite y resolver sus dudas.

Horario del Servicio de Autorizaciones

  • En hna Servicio de Autorizaciones estamos a su disposición de 8:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes, para gestionar sus autorizaciones.

Te llamamos