alimentación, bienestar, salud, nutrición, navidad

Solo el hecho de que te preocupes por ello demuestra que vas a intentar cuidarte. Pero a veces la intención no es suficiente y ante una mesa llena de manjares, en un ambiente distendido con familia y amigos, somos débiles y terminamos cayendo en la tentación.

Tranquilo. Vamos a ayudarte.

Con estos sencillos consejos lograrás pasar las fiestas disfrutando de todo y sin remordimientos.

  1. La Navidad comienza casi en noviembre, cuando los supermercados se llenan de postres típicos que llevas un año esperando. Resiste. No los compres hasta las fechas señaladas y calcula lo que necesitas. Si te sobran terminarás comiéndotelos. No los dejes a la vista durante los días entre fiestas porque te pasarás el día picando.
  2. No dejes de hacer ejercicio. Si tienes vacaciones o cierran el gimnasio estos días, sal a pasear. Las ciudades están preciosas en esta época, así que bien abrigados no tenemos excusa para no dar todos los días una buena caminada de al menos una hora.
    Además, en tu propia casa puedes hacer una sencilla tabla de ejercicios HIIT (de alta intensidad), que te llevará unos 10-15 minutos y te hará sudar y quemar calorías:
    Ponte ropa cómoda, ten a mano una botella de agua y coloca tu esterilla en un lugar sin riesgo de golpearte o tropezar:
    Calienta caminando en el sitio, a los lados y con rodillas arriba. 5 minutos.
    20 segundos de jumping jacks (saltos abriendo y cerrando las piernas y los brazos) a velocidad elevada. 10 segundos de descanso. Repite la serie y los descansos 10 veces.
    Descansa un minuto e hidrátate.
    El segundo bloque de ejercicios se compone de sentadillas profundas durante 20 segundos, 10 de descanso y lunges o zancadas hacia delante también durante 20 segundos y descansando 10. Hasta completar 5 minutos.
    Termina bajando pulsaciones y respirando profundo y estira la espalda.
    Estarás sudando profusamente, pero si lo haces bien habrás quemado unas 250 calorías y habrás trabajado brazos, piernas y core.
  3. Bebe mucho líquido. Te ayudará a reducir la sensación de hambre y a mejorar las digestiones. Además, contribuirás a mantener tu tránsito intestinal acelerado y evitar el estreñimiento y la retención de líquidos.
    La mejor bebida es sin duda el agua, pero puede ser buena costumbre tomar sopas y caldos de verduras, en especial por la noche. El líquido caliente te saciará y evitará que comas alimentos más calóricos.
  4. En las comidas y cenas de fiesta no es necesario que te prives de una buena copa de vino. Pero reduce al máximo los licores y combinados con bebidas destiladas como el ron o la ginebra.
  5. Los días previos y posteriores a las fiestas no dejes de comer. Debes comer más veces, pero menos cantidad. Así mantendrás tu metabolismo ocupado y acelerado. Apuesta por las verduras de hoja verde, los purés de calabaza, apio, calabacín y tomates, que son muy diuréticos y las frutas acuosas que te ayudan a drenar como la piña.
  6. El día que vayas a comer abundantemente no te olvides de desayunar y de tomar una fruta a media mañana. Así no llegarás a la comida con tanta hambre. Y por la noche toma una fruta y un yogur desnatado.
    Si es una cena, come una ensalada con taquitos de pavo o queso fresco (para que tenga proteína) y merienda una fruta o un yogur. Así no cenarás con ansiedad.
  7. Cuidado con los aperitivos. Evita los que sean a base de foie, quesos grasos, fritos o rebozados y limita el alcohol todo lo que puedas.
  8. Mastica despacio para darle tiempo a tu cerebro a avisarte de que ya no deberías comer más. Evitarás empachos e indigestiones. Procura no repetir (así podrás comer de todo) y controla las cantidades.
  9. Pon en todos tus menús, ya sea los días de fiesta como los anteriores y posteriores, un buen plato de verduras. En crudo o cocinadas. Y una proteína magra a la plancha o al horno. Evita los platos con salsas y con mucho aceite.
  10. Termina cada comida con una infusión. Las más digestivas son la manzanilla, la cola de caballo, o el té verde. Te ayudarán además a eliminar líquidos y gases. Evita el café por la noche o los tés con mucha teína que te estimularán e influirán en tu descanso.

Y disfruta. Se trata de pasarlo bien y desconectar. De reencontrarte con amigos y familia y no estar pensando en las calorías. Si eres un poco ordenado no tendrás que privarte de nada. Al fin y al cabo ¡es Navidad!

Contacto

Horario de Atención al Cliente

  • En hna Atención al Cliente estamos a su disposición de 9:00 a 19:30 horas, de lunes a viernes, para ayudarle en lo que necesite y resolver sus dudas.

Horario del Servicio de Autorizaciones

  • En hna Servicio de Autorizaciones estamos a su disposición de 8:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes, para gestionar sus autorizaciones.

Te llamamos