Deporte de invierno al aire libre

El frío, la lluvia y el viento suelen ser la excusa perfecta para dejar de hacer deporte en los meses de invierno y practicar el sedentarismo. Sin embargo, hay deportes exclusivos de estas fechas que pueden resultar mucho más divertidos que los tradicionales. ¡Combate el frío estas Navidades haciendo deporte!

  • Correr una carrera popular: durante las fiestas navideñas se celebran las populares carreras de San Silvestre, presentes en casi todas las ciudades españolas. Puedes apuntarte con amigos o familiares, porque además de tener el componente competitivo también sirven de excusa para disfrazarse y pasar un buen rato. ¿Se te ocurre una forma mejor de acabar el año?

  • Practicar esquí o snowboard: deportes dinámicos y saludables que nos permiten disfrutar de la naturaleza. Además, favorecen la oxigenación de la sangre y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares gracias al alto desgaste calórico. Perfecto para bajar las calorías que hemos cogido durante las fiestas navideñas.

  • Heliski y heliboard: ideal para personas con un nivel avanzado de ski y snowboard. Son deportes de aventura en el que el deportista realiza descensos fuera de pista disfrutando de nieve virgen, por lugares inaccesibles y nunca imaginados. Y todo ello a través de helicópteros que te permiten a acceder a la cima de la montaña.

  • Patinar sobre hielo: durante la Navidad muchas ciudades aprovechan para instalar pistas de hielo. Con el patinaje trabajamos de forma completa, desde el tren inferior del cuerpo a los abdominales, brazos y espalda. No lo pienses, ¡a la pista!

  • Snowkite: es una copia del kiteboarding, pero cambiando el agua del mar por la nieve de la montaña. Deslizarse sobre la nieve con una tabla que es arrastrada por una comenta para alcanzar velocidades extremas y realizar grandes saltos, puede ser otra alternativa.

  • Trail running en la nieve: Subir a la montaña y respirar aire fresco es otra de las opciones. Si eres de los que necesitas retos, ponte las deportivas y anímate a correr por superficies complicadas con bajas temperaturas, comprobarás que todo esfuerzo tiene su recompensa.

No obstante, recuerda que hay que tener en cuenta ciertas precauciones a la hora de realizar deporte al aire libre en invierno. Aumentar el tiempo de calentamiento, intentar realizar deporte cuando las temperaturas son más altas, usar ropa térmica e hidratarse antes y después del ejercicio, son algunos de las claves para disfrutar del ejercicio sin complicaciones.