LA CIUDAD QUE VIO NACER LOS RASCACIELOS

Chicago es, sin duda, uno de los destinos favoritos de cualquier arquitecto. En esta ciudad se construyó a finales del s. XIX una torre de diez pisos (ya desaparecida) que dio inicio a la arquitectura moderna. Desde entonces la ciudad se ha convertido en meca arquitectónica. A continuación, una lista de los rascacielos que no debes dejar de ver si vas a la ‘windy city’.

John Hancock Center

El edificio más característico de la ciudad. Una pirámide truncada de 100 plantas diseñada por el ingeniero estructural Fazlur Khany y el arquitecto Bruce Graham. El edificio, terminado en 1969, era el más alto del momento y su estructura estaba pensada para aguantar vientos de hasta 193 km/h. Es uno de los rascacielos más reconocibles en el skyline de la ciudad, gracias a su forma trapezoidal y las dos antenas que lo coronan.


Willis Tower

La también llamada Sears Tower (1974) fue desde su inauguración, y durante 20 años, el edificio más alto del mundo (422 m), sobrepasando al World Trade Center en Nueva York. El equipo del arquitecto Bruce Graham diseñó el edificio como nueve tubos cuadrados, cada uno un edificio separado que se van cortando a medida que sube la torre.


Marina City

Un complejo de edificios de uso mixto compuesto por dos torres con forma de mazorca de maíz. Consta de 65 plantas y fue diseñado en 1959 por el arquitecto Bertrand Goldberg. Varios datos curiosos: Su construcción fue financiada en gran medida por la unión de conserjes y ascensoristas; fue el primer edificio de Estados Unidos construido con grúas torre y sus primeras plantas están destinadas a aparcamiento, pudiéndose ver los coches desde el exterior.


Chicago Federal Center

Un conjunto modernista diseñado por Ludwig Mies van der Rohe, terminado en 1974 como la última parte del nuevo Centro Federal. Tiene 171 metros de altura y se encuentra en el lugar anteriormente ocupado por el edificio federal de Chicago del arquitecto Henry Ives Cobb. Se compone de tres edificios que albergan: la Oficina de Correos de EE.UU. (Loop Station) de una sola planta, el Palacio de Justicia de Everett McKinley Dirksen, y el edificio de 42 pisos John C. Kluczynski, definiendo así la plaza y ofreciendo un espacio fundamental para la ciudad.


Crain Communications Building

Con 49 plantas y 177 metros es uno de los diseños más famosos del skyline de Chicago. El rombo que lo corona le ha valido el nombre de Diamond Building y el menos sutil sobrenombre de Vagina Building. Cuando se construyó, en 1983, era la avanzadilla en edificios inteligentes: sostenible y con sofisticados controles de seguridad.


Trump Tower Chicago

Este rascacielos de uso residencial y hotelero situado en el centro de Chicago alcanza los 423 metros. En 2001 Donald Trump, promotor inmobiliario y dueño del edificio, anunció que sería el más alto del mundo, pero tras los atentados del 11S se redujo su altura y se revisó el diseño. La idea es del arquitecto Adrian Smith de Skidmore, Owings and Merril.