EJERCICIO EN LA OFICINA. CLAVES PARA EVITAR DOLORES MUSCULARES

El trabajador medio pasa alrededor de ocho horas sentado delante de un ordenador. Aunque pueda parecer el sueño de un jugador de WOW, para el cuerpo no es sano, ya que las malas posturas, la tensión ocular y la falta de movimiento pasan factura y provocan dolores de espalda y cabeza, problemas musculares y de circulación. ¿Cómo evitarlo? Realizando ejercicios de movilización y estiramiento a lo largo de la jornada, con los que te relajarás física y mentalmente.

Lo ideal es moverse de la silla cada 30 minutos, para generar mayor circulación sanguínea. Pero esto no es suficiente, debemos realizar una o dos veces por día una serie de ejercicios que relajarán nuestros músculos:

  • Sentado sobre una silla, con la espalda erguida y los hombros relajados, sostén con el brazo izquierdo flexionado hacia arriba el brazo derecho extendido y lleva el codo hacia el cuerpo, llevando el mentón hacia la derecha. Mantén 30 segundos y repite con el otro brazo.


  • Sentado sobre una silla, entrecruza los dedos de las manos y llévalos detrás de la cabeza. Mantén los codos hacia atrás y eleva el mentón levemente hacia el techo. Trata de estirar la espalda con los pies paralelos y los muslos juntos. Mantén 30 segundos.


  • Sentado sobre la parte de adelante de una silla, extiende la pierna izquierda. Flexiona la pierna derecha y apoya el peso del cuerpo sobre el muslo tratando de alargar la espalda. Para esto, lleva hacia atrás los hombros, el mentón hacia el esternón y los brazos relajados sobre el muslo. Empuja la punta del pie izquierdo hacia arriba para lograr estirar la pantorrilla y el isquiotibial. Mantén 30 segundos y repite con la otra pierna.


  • Sentado sobre una silla, rota lentamente vértebra por vértebra hasta que el torso descanse sobre tus piernas. La cabeza y los hombros deben colgar relajados hacia abajo. Mantén 30 segundos e incorpórate lentamente.


  • Sentado sobre una silla, cruza la pierna derecha sobre el muslo izquierdo tratando de sostener y mantener la parte baja de la espalda (zona lumbar) lo más recta posible. Cruza el brazo izquierdo sobre el muslo derecho y, realizando una torsión de la columna, lleva el brazo derecho hacia atrás tratando que el hombro quede sin tensión.


Además de estos ejercicios, hay una serie de estiramientos que debes realizar para zonas como el cuello y las manos, que están en continua tensión cuando trabajas con un ordenador. Así, los estiramientos circulares y laterales del cuello y el cuidado de la musculatura de la muñeca se vuelve fundamental.

Este tipo de ejercicios son importantes de cara a prevenir lesiones. Sin embargo, si padeces algún dolor fuerte o crónico, te recomendamos que visites a un especialista que pueda ayudarte a mejorar tu problema.