El trabajo de buscar trabajo

La eterna pregunta al terminar la carrera es ¿y ahora qué? El mundo laboral parece inabarcable y en muchas ocasiones el recién graduado no tiene muy claro qué pasos debe seguir para buscar su primer empleo, por lo que los resultados son malos y la búsqueda infructuosa. Para evitar esto, debes seguir una estrategia que pase por lo siguiente:

  • Enfoca tu búsqueda: Para obtener resultados debes saber qué tipo de empleo buscas, en qué área y qué habilidades tienes para lograrlo. No debes empezar la búsqueda pensando en trabajar de lo que sea. Pon en claro tus objetivos y de esta manera podrás centrar tus energías en lo que realmente deseas.


  • Prepara un buen CV: Es lo primero que va a ver la empresa de ti. Dedícale tiempo a hacerlo bien, a que sea atractivo y que incluya la información necesaria: formación, conocimiento de idiomas, prácticas que hayas realizado, voluntariado, etc. Pero además debes enfocar el curriculum hacia aquellos puestos que realmente te interesen y a sus necesidades. Y como te contamos el mes pasado, hay fallos que no debes cometer. A esto, súmale una carta de presentación atractiva, que no falte en cada curriculum que envíes.


  • Redes, redes, redes: El trabajo está en internet. En los portales de empleo y las webs de las empresas se publican diariamente ofertas de trabajo. Crea un perfil profesional adecuado en LinkedIn y solicita las alertas de portales como Infojobs o Job and Talent. Además, no olvides revisar las webs de las empresas, tu Colegio Oficial y la bolsa de empleo de tu universidad.


  • Networking: Los contactos profesionales y personales son fundamentales. Haz que la gente a tu alrededor sepa que buscas trabajo y acude a eventos y ferias de empleo. Nunca sabes dónde puede surgir una oportunidad.


  • Mantente al tanto de la actualidad: Muchas veces los seleccionadores buscan gente con inquietud por lo que les rodea y te pueden preguntar por alguna noticia relacionada con tu sector que marcará la diferencia con otro candidato.


  • Prepara la entrevista: El antes, el durante y el después. Los tres son importantes. Busca detalles de la empresa que te puedan ser de utilidad, prepara las respuestas a preguntas tipo que te puedan hacer (repasa lo que te contamos en el artículo Entrevista de trabajo para dummies), así como una posible prueba de inglés. Ten claro además qué puedes aportar al puesto y por qué eres el candidato que buscan, te reforzará y podrás exponerlo.


  • Sé constante y no te frustres: Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo. Debes ser constante para que tu búsqueda sea fructífera, revisar todos los días las ofertas de empleo y enviar currículums a aquellas empresas en las que te gustaría trabajar. Esta constancia no siempre va a dar frutos a la primera ocasión, puedes recibir muchas negativas (en el mejor de los casos) o directamente un silencio por parte de la empresa que ha recibido tu currículum. No te frustres, es parte del proceso. Pon atención en que no hayas cometido ningún error, si lo hay corrígelo, si no, buscaban un perfil en el que no encajabas.