QUÉ NO INCLUIR EN TU CV

A la hora de redactar tu currículum puedes cometer errores que te descarten como candidato o perjudicarte en la entrevista personal. Esto es lo que debes evitar para tener éxito:

  • Curriculum Vitae en el encabezamiento: Si no se sabe que es un currículum nada más verlo es que lo estás haciendo mal. Encabeza con tu nombre, en un cuerpo más grande, y tus datos personales.


  • Demasiada información: Sintetiza. Debes hacer un resumen de tu experiencia y habilidades técnicas, el resto lo podrás contar en la entrevista. Salvo para puestos de muy alto nivel, más de dos hojas de currículum es demasiado.


  • Datos demasiado personales: Nombre, apellidos, teléfono y correo electrónico de contacto. Lo demás no le interesa a nadie y podría perjudicarte. No sabes cómo es la persona que te puede seleccionar, por lo que no debes dejar entrever ninguna militancia política, sindical o religiosa. De la misma manera, no incluyas tu estado civil, el currículum y la posterior entrevista es para evaluar si tus capacidades son aptas para el puesto al que estás aplicando, no para saber de tu vida personal.


  • Aspiraciones económicas: Corres el riesgo de pasarte, por arriba o por abajo. Si la oferta establece una horquilla económica, ya tienes el dato; si no, puede jugar en tu contra. Una vez en la entrevista personal podrás abordar este tema.


  • 1001 cursos: Sobre todo si no están ligados al trabajo que solicitas. Haz una selección de aquellos que son realmente significativos y pueden aportar al puesto.


  • Aficiones: Tu gusto por el yoga o el running está muy bien, pero no dice nada de tu experiencia laboral y ocupa parte del limitado espacio que debe ocupar tu currículum.


  • Mentiras: No mientas. Parece obvio decirlo, pero no siempre se entiende. Si tu nivel de inglés no es nativo, no lo pongas, pon que es alto, o medio. De la misma manera, si no terminaste la carrera no pongas que eres graduado, hay otras maneras de decir que cursaste estudios superiores aunque no llegaras a graduarte. Imagina la impresión que darás si te cogen en un renuncio.


  • Vocabulario técnico o rimbombante: Emplea un vocabulario estándar, sin palabras rebuscadas o pedantes, resulta falso y poco claro.


  • Faltas de ortografía: No es necesario explicar la imagen que da de una persona un currículum con faltas de ortografía. De la misma manera, vigila tu puntuación, si no puede ser ilegible.


  • Correo electrónico inapropiado: Que sea serio. Descarta aquellos que lleven números y, por supuesto, los “beitasexy”, “peque93”, “djmonster” y similares. Si es necesario abre una cuenta específica para este fin.


  • Foto sexy: No es tu página de Facebook. La foto (en caso de que desees incluirla) debe ser profesional y adecuadamente vestido.