TRX y CrossFit. Adiós al flotador del verano

¿Se acabó? ¿Cómo que se acabó? Sí, amigos, el verano se acabó y seguimos con ese monísimo flotador adquirido a precio de oro en los chiringuitos y barbacoas más exquisitas de nuestras costas y piscinas. Pero eso tiene solución. No hablamos del último zumo détox de kale, ni de las virtudes de la quinoa en ayunas, no. Es más drástico. Hablamos de las prácticas deportivas de moda, de quemar a base de sudar, pero saliendo de la rutina de gimnasio con pesas y máquinas. Motívate, cálzate las deportivas y ponte en marcha.

TRX

¿Qué son esas tiras que cuelgan del techo de tu gimnasio, amenazantes? Es lo que necesitas para practicar el último deporte de moda: el TRX o entrenamiento en suspensión, una práctica deportiva creada por el ejército estadounidense para que sus militares pudiesen mantenerse en forma en cualquier lugar sin desplegar pesas y máquinas. Pero no te asustes, no hace falta ser marine para practicar TRX, basta con las ganas y alguien cualificado que te enseñe y supervise.

El entrenamiento en suspensión desarrolla una serie de ejercicios a través de un arnés sujeto por un punto de anclaje al techo que permite realizar una rutina completa para todo el cuerpo empleando la resistencia del propio peso corporal.

Según apuntan los expertos, este ejercicio no requiere una forma física previa, ya que hay sesiones para todos los niveles, y es perfecta tanto para los que quieren trabajar su potencia muscular como para los que buscan un trabajo combinado con ejercicio aeróbico que les permita mantenerse tonificados. Además, mejora el equilibrio y la flexibilidad.

CrossFit

Es el deporte de moda por excelencia. Y eso que no es nueva. El Crossfit nace en el año 2000 en California, donde Gregg Glassman decidió adaptar para el público general los métodos de entrenamiento empleados por las fuerzas de seguridad estadounidenses.

La clave del CrossFit es la intensidad de la rutina desarrollada, ejercicios funcionales variados realizados a una alta intensidad. Esto es, una selección de ejercicios de muchas disciplinas deportivas combinados para crear un programa exigente con el que poder desarrollar resistencia cardiovascular, fuerza, flexibilidad, potencia, coordinación y equilibrio.

Una vez más, no es necesario ser deportista profesional para practicar este deporte. Cualquier persona, independientemente de su edad, sexo o experiencia puede entrenarse, ya que el CrossFit está diseñado para adaptarse a las necesidades de cada uno, con niveles de intensidad diferentes para cada individuo.