Las ventajas del networking


Primero definamos el término ‘networking’: práctica común basada en la creación de tu propia red de contactos a nivel profesional para crear nuevas oportunidades laborales y de negocio.

Puede que esto no te genere interés, o no confíes en que gracias al networking tu búsqueda de empleo resulte más eficaz, pero y si te dijéramos que alrededor del 80% de los puestos no se ofertan en los portales de búsqueda de trabajo, según un estudio realizado por Adecco. Esto quiere decir que las ofertas permanecen en una especie de mercado oculto y son cubiertas por las empresas de manera interna, ya sea por su propia red de contactos o por recomendaciones de otros empleados.

Una red de contactos adecuada, por tanto, puede ayudarte a generar nuevas oportunidades profesionales que cumplimenten tu expectativas laborales o de negocio, mejorando así tu futuro profesional. Es importante que configures previamente tu red. Rodéate de personas que realmente sean beneficiosas para tus intereses independientemente sean o no de tu mismo sector.

Pero el networking no es solo eficiente para aquellos que buscan nuevas metas profesionales, sino también para aquellos que quieren ampliar las posibilidades de su negocio creando lazos y vínculos de cooperación con personas de interés para el proyecto. Gracias a esta práctica, tus posibilidades de vender y sacar adelante tu proyecto aumentan claramente.

¿Dónde puedes realizar networking? Muy fácil: por redes sociales, por correo electrónico, por llamadas telefónicas, en ferias, congresos, eventos… En realidad el lugar o el canal no es lo verdaderamente importante, lo realmente esencial es que mantengas el contacto profesional diariamente si fuera posible y, sobre todo, que suscites interés y reconocimiento para que, a largo plazo, te conviertas en una persona de referencia a la que poder recomendar. No olvides, mantener el contacto con antiguos compañeros de la universidad y de trabajos anteriores, nunca sabes qué puede depararte el futuro. Y recuerda que la única forma de fortalecer los vínculos es ser proactivo. De nada sirve contar con una amplia red de contactos y no interaccionar con ellos.