Este mes entrevistamos a aceboXalonso


“Ser arquitecto implica decidir: prescindir de algunas cosas para que ganen otras”

Este mes hablamos con aceboXalonso o, lo que es lo mismo, los arquitectos Victoria Acebo y Ángel Alonso. Ambos compaginan su trabajo en el estudio del mismo nombre, ubicado en Madrid, con su faceta docente en la Universidad Europea de Madrid.

  • Hablar de ustedes es hablar de nueva arquitectura, ¿se sienten cómodos con la etiqueta?
    En realidad las etiquetas no nos son cómodas porque delimitan demasiado. Son instrumentos de los buscadores y clasificadores que surgen de la necesidad de ordenar el mundo. En realidad solo son operativas cuando se enfrentan a estados puros, algo que tiene que ver con la cultura binaria del si/no, hombre/mujer o 0/1. Hoy en dia aspiramos a normalizar el concepto de lo ‘trans’ que es algo mucho mas interesante. Lo puro es una ficcion exactamente igual que ‘nueva arquitectura’. Lo nuevo tiene de viejo y lo viejo tiene de nuevo.
  • ¿Qué define esa nueva arquitectura? ¿Qué tiene de rompedor con respecto a etapas anteriores?
    A día de hoy la sociedad tiene una estructura más fluida y transversal que hace que tengamos que administrar continuamente trasvases entre lo privado y personal, y lo público y profesional. Esta continuidad está en contra de entender el mundo organizado por categorias puras y esto desde nuestro punto de vista es lo más rompedor respecto a etapas anteriores.

    La arquitectura tambien se ve afectada y ahora es atravesada por otras visiones que no se reducen exclusivamente al arte o a la ciencia como había sido, sino por otras que provienen de lugares inéditos como es el género o lo popular
  • ¿Cuáles son los profesionales de la Arquitectura en los que ustedes se miran?
    La verdad es que la palabra profesional no nos interesa. La condición de ‘amateur’ es algo que nos intriga mucho más: ¿cómo mantener el ‘amateurismo’ hasta el final? Miramos a todos estos que han conseguido llegar a los 80 años sin haberse hecho una tarjeta de visita.
  • El nivel de los arquitectos españoles a nivel internacional es muy alto, ¿creen que está lo suficientemente valorado?
    El reconocimiento ha de venir del conjunto de la sociedad, pero son las instituciones las encargadas de promover, sostener y emitir el mensaje. Desde nuestro punto de vista esto no se ha producido y se pierde la gran oportunidad de patrimonializar la creatividad como rasgo identitario nacional.
  • En ese sentido, ¿se ha producido una ‘fuga de cerebros’ durante los años de la crisis?
    Sí. Es un drama del que muchos ya han hablado.
  • ¿Creen que 2017 será el año de la recuperación del sector?
    Creemos que en 2017 los que nos hemos quedado ya hemos aprendido a sobrevivir. Sin embargo, vemos planeando mucho fondo de inversión que está comenzando a exprimir el mercado y a contratar profesionales que no harán nada por la arquitectura ni por la sociedad. Si la pregunta se refiere al sector economico que mueve la edificación: sí, se va a recuperar en términos macroeconómicos, pero va a tener muy poco impacto en términos culturales que son los que a nosotros nos interesan.
  • Ambos son profesores en la Universidad Europea de Madrid, en el actual contexto de incertidumbre ¿cuáles creen que son las principales aspiraciones de los estudiantes y cuáles son sus principales miedos?
    Afortunadamente no percibimos el miedo en ellos. El miedo no sirve para nada. Precisamente en la universidad uno de los aspectos que trabajamos es que los alumnos descubran (si no lo ha hecho hasta el momento) sus propios focos de intereses. Si logramos que conecten su personalidad con el trabajo que realizan afianzaremos su seguridad y desterraremos dudas paralizantes. Ser arquitecto implica decidir: prescindir de algunas cosas para que ganen otras.
  • ¿Cómo creen que será el arquitecto del futuro?
    Será ‘trans’ (transnacional, transversal, transgenero,...)