Este mes entrevistamos a los Ganadores del Premio Pritzker 2017


“Los jóvenes arquitectos deben vivir la Arquitectura con pasión, desde sí mismos”

El premio Pritzker ha recaído este año 2017 en los mutualistas de hna Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta. Los tres arquitectos españoles del estudio RCR han sido distinguidos con el conocido como ‘Nobel de la Arquitectura’ por su compromiso inflexible con el lugar en el que trabajan para la creación de espacios que están en relación con sus respectivos contextos.

Por primera vez se otorga el premio Pritzker a tres arquitectos. Además, Carme Pigem se convierte en la tercera mujer que recibe esta distinción, ya que solo se ha premiado con el Pritzker a tres mujeres desde su creación en 1979; a Hadid en 2004 y a Kazuyo en 2010. “Además soy la primera madre”, asegura Carme en una entrevista concedida a hna. “Ello es posible gracias al compartir”.

Los tres galardonados no esperaban recibir este reconocimiento. “Era una mañana y estábamos reunidos alrededor de nuestra mesa cuando recibimos la noticia”, recuerdan cómo fue el momento en el que se lo comunicaron y luego más tarde lo celebraron por todo lo alto: “Abrimos una botella de cava en casa por la noche”.

Es la segunda vez que el premio recae en España, tras Rafael Moneo, que fue distinguido con este galardón en 1996.

Los tres premiados son mutualistas de hna “desde que nos licenciamos” y su vinculación con la Mutualidad les genera “un sentimiento de pertenencia”.

Al plantearles si cambiarían algún aspecto de su trayectoria, aseguran con rotundidad que no, “todo proceso participa de un todo, con sus momentos agrios y sus momentos dulces”. Animados a pensar en una obra que les hubiera gustado idear, relatan que les hubiese gustado hacer “arquitecturas rurales sin nombre, porque son la expresión de los principios vitrubianos”.

Aranda, Pigem y Vilalta han tenido un impacto en la disciplina más allá de su área inmediata. Ellos aseguran que se inspiran “en lo que conmueve” y su sueño profesional por cumplir “es el siguiente proyecto”. Hasta ahora sus trabajos abarcan tanto espacios públicos como privados, centros culturales o instituciones educativas y su habilidad para relacionar de forma intensa el medioambiente específico de cada lugar es un testimonio de su proceso y su profunda integridad.

Ganar el ‘Nobel de la Arquitectura’ son palabras mayores y eso debe de sentirse en el día a día. Ellos afirman que “en los primeros días sí, aunque ahora intentamos recuperar nuestra normalidad diaria”.

Los tres mutualistas premiados se declaran admiradores de los arquitectos “que se dedican con pasión y honestidad a su quehacer… y que abren caminos”. A los jóvenes arquitectos que están iniciándose en la Profesión les animan a “que vivan la Arquitectura con pasión, desde sí mismos”.

Los tres mutualistas de hna crearon en 1988 el estudio RCR en su ciudad natal, Olot (Girona), y en su trabajo buscan conexiones entre el exterior y el interior, lo que da como resultado una arquitectura emocional y experiencial. Los tres arquitectos trabajan de forma local y a la vez evocan una identidad universal a través del uso creativo de materiales modernos incluyendo acero reciclado y plástico.

La ceremonia de entrega del Pritzker 2017 se llevó a cabo el pasado 20 de mayo en la Casa de Huéspedes del Estado del Palacio Akasaka, en Tokio (Japón).

Entre sus proyectos más destacados están el centro de arte La Cuisine, en Nègrepelisse (Francia); el museo Soulages, en Rodez (Francia) -en colaboración con G. Trégouët-, el restaurante Les Cols, en Olot; la Bodega Bell-Lloc, en Palamós (Gerona) o la Biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver, en Barcelona.

Aranda, Pigem y Vilalta aseguran que la Arquitectura actual “vive el momento del renacimiento de sus verdaderos valores”.