Las claves para destacar el Currículum Vitae de un arquitecto

CV, Arquitectura, empleo, arquitectos

Recopilamos consejos para elaborar un buen Currículum Vitae en el mundo de la arquitectura. Eso sí, seamos realistas, no vamos a hacer magia para que consigas cualquier trabajo con solamente presentar este Currículum Vitae, pero con estos consejos tendrás muchas más posibilidades de tener la entrevista personal.

Seguramente sepas perfectamente cómo hacer un CV decente, pero nunca te han explicado en qué puntos clave se fijan los departamentos de Recursos Humanos cuando empiezan a hacer la criba. Por eso, vamos a dejarte pequeños consejos que ayudarán a destacar entre los cientos de aspirantes.

Las siete nociones básicas que debes tener en cuenta a la hora de crear tu Currículum Vitae:

  1. Reduce la cantidad de información al máximo
    Sabemos que quieres contar todos tus logros y te enorgulleces de ello; pero en esta ocasión, buscan en ti ciertas aptitudes: si no las encuentran en un vistazo, no les interesas.
  2. Destaca lo importante
    No tengas miedo a introducir negritas, cursivas o distintos tamaños de letra, sobre todo esto último; es muy útil para que en un vistazo general vean todo lo importante y, si quieren profundizar, leerán los apartados en los que estén especialmente interesados.
  3. Utiliza un diseño diferenciador
    En este caso, somos arquitectos, si queremos destacar nuestro amor por el diseño y mandamos una plantilla, no lo demostramos demasiado, ¿verdad? Apuesta por crear tu propio diseño dotándolo de tu personalidad. Al final, si utilizas una plantilla es posible coincidir con otro aspirante y ambos perderéis todos los puntos. Tienes 7 segundos para que se interesen por tu CV y empiecen a leer, úsalos bien.
  4. Debe ser legible y claro
    Utiliza frases cortas y un lenguaje sencillo, ayudarás al lector a entender perfectamente cada apartado de tu CV. Piensa que seguramente, leerá rápido todos los CV, cuanto más claro, más fácil es que retenga la información.
  5. Estructúralo y usa espacios
    Marca bien cada apartado por contenidos y sepáralos de forma muy clara. Así, encontrarán rápidamente la información que más les interesa. Hacerse una idea de ti en solo un golpe de vista te ayudará a que quieran seguir profundizando. 
  6. Incluye fotografía
    No es obligatorio pero sí recomendable. Es mucho más fácil retener una imagen que un nombre y, además, ver tu rostro ayuda a empatizar más contigo y crearse una imagen sobre ti.
  7. No mientas
    Sobra decirlo, pero por si acaso, no infles el Currículum para conseguir un empleo. Puede que les engañes y te contraten, pero cuando no sepas desempeñar tu trabajo quedarás como un mal profesional y, sin duda, se acordarán cuando tengan que dar una recomendación sobre ti.

Una vez hayas seguido estos pequeños consejos básicos, te contamos trucos para que sea mucho más fácil de leer y te abra más puertas a la entrevista personal.

 

No digas lo mismo a todas
Si estás echando en varias empresas y envías el CV por correo, al menos, haz el email personalizado para cada receptor. Si escribes un email genérico para todas, van a notarlo enseguida entendiendo que no estás especialmente interesado en su empresa.
Antes de nada, infórmate sobre ella, entra en su página web y ojea su misión, visión y valores, cómo funcionan o qué tipo de clientes tienen. Te ayudará a la hora de escribirles un email más personalizado y mostrarás mucho interés por la empresa.
Un email claro y sencillo: saludando al que lo va a recibir, presentándote y una o dos líneas con un guiño a la empresa y como encajas con ella. No debería ocuparte más de dos párrafos de unas tres líneas, recuerda que la persona que lo está leyendo quiere ir al grano y debes levantar interés para abrir el adjunto.

 

Moldea tu CV
Si vas a presentarte a un puesto en concreto, no te lo pienses, abre el ordenador y modifica tu Currículum. Debes tener claro a quién te estás presentando y lo que más le puede interesar de ti para conocerte.

No te centres en contar todo lo que sabes, enfócate en decirles que sabes hacer de lo que van a necesitar de ti. Después, en la entrevista, podrás comentarle más aptitudes que pueden interesarle, pero de momento queremos garantizarle que sabremos desempeñar el empleo que quieren cubrir.

Ya sabemos que quieres poner todo lo que sabes, pero es contraproducente darle toda la información sobre ti. Investiga un poco la empresa y adapta tu CV a lo que pueda interesarles y ganarás muchos más puntos que añadiendo toda tu vida en letra tamaño 8 para que pueda entrar en un folio.

Por ejemplo; es cierto que no hay que incluir información irrelevante y si tienes mucha experiencia, no hace falta incluir cursos o intereses. Pero, si estás investigando una empresa y ves que respeta el medio ambiente o fomenta su Responsabilidad Social Corporativa, no está de más incluir que has hecho voluntariados, si los has hecho.

 

Formato y extensión
No deberías utilizar más de una cara de un folio; dos es excesivo porque puede significar que no has sabido resumir tu trayectoria y quedarte con lo más interesante para la empresa. Después en tu portfolio podrás explayarte en los trabajos arquitectónicos que quieras mostrar.

Puedes variar el tipo de fuente de lo convencional, pero por lo general no es recomendable que uses fuentes ilegibles, aunque sean ideales para el diseño de tu CV no ayudan nada. Puedes usar otras más fáciles de leer que no sean la común Arial o Times New Roman.

 

Contenido imprescindible
Los cinco bloques de contenido imprescindibles son:

  • Datos personales: Solo lo principal, nombre y apellidos, dirección, y opciones de contactar contigo. Si tu diseño te lo permite puedes introducir un poco tu carácter personal, en una o dos líneas.
  • Formación académica: solo indica si tienes el título de arquitecto o no y dónde lo estudiaste. Añade másters o cursos que tengan trascendencia en el puesto al que aspiras, solo datos que puedan interesar. Ahórrate poner primaria y bachillerato; si tienes el título se da por hecho y solo ocupa espacio innecesario.
  • Experiencia profesional: Aquí dependiendo de tu trayectoria debes meter más o menos contenido. No metas trabajos en otros campos si tienes suficiente experiencia profesional como arquitecto. Si no la tienes, haz hincapié en tus estudios. Aquí también debes incluir los premios que has ganado.
  • Idiomas y otros conocimientos: Aquí añade los idiomas y las habilidades, sobre todo informáticas, que puedes manejar. 
  • Portfolio, carta de presentación y otros anexos: Tu currículum deberá ir acompañado de unos cuántos anexos que muestren específicamente tus trabajos en el campo de la arquitectura en práctica. No metas en el CV este tipo de contenido, son cosas distintas, recuérdalo.
turismo, arquitectura, Europa

Destinos europeos para arquitectos

Descubre estos lugares turísticos que destacan por su arquitectura

Arquitectura, Disney, cine, arquitectos

Arquitectura en las películas de Disney

Repasamos cómo Disney ha plasmado en sus films la arquitectura de diferentes países, ciudades y edificios del mundo

IFRS 17, seguros, normativa, contabilidad, hna SC

hna SC organiza una jornada formativa sobre la nueva norma contable IFRS 17

Más de cuarenta representantes de compañías clientes de hna SC y entidades del sector Seguros acudieron al acto divulgativo celebrado en Madrid