Datos económicos

1. EVOLUCIÓN DE LA MUTUALIDAD EN ACTIVOS Y FONDOS PARA LA JUBILACIÓN

El volumen total de activos al cierre del Ejercicio 2020 asciende a 4.567 millones de euros, incrementándose en 1.332 millones de euros respecto al año anterior. El importe de fondos para la jubilación de nuestros mutualistas alcanza los 3.242 millones de euros (2.318 millones de euros de fondos de mutualistas en activo y 924 millones de fondos de mutualistas jubilados).

2. EVOLUCIÓN DE LAS INVERSIONES Y COMPOSICIÓN DE LA CARTERA

La cartera de inversiones financieras e inmobiliarias alcanza los 4.323 millones de euros (valor neto contable) y mantienen el perfil conservador con un mayor peso invertido en renta fija.

Los activos financieros de hna están compuestos en casi un 81% por valores de renta fija de alta calidad crediticia (más de un 44% en deuda pública española). La posición de riesgo (renta variable y fondos) es reducida, si bien se han incrementado las posiciones de fondos de inversión con rentabilidades superiores y perfiles de riesgo acordes con el resto de la cartera de hna.

VOLUMEN Y ESTRUCTURA
La cartera inmobiliaria, con un peso de algo más de un 8% sobre el total, está compuesta en un 90% por inmuebles de oficinas. Esta cartera mantiene unos altos niveles de ocupación (88,1% a 31 de diciembre de 2020).

RESULTADO DE INVERSIONES
Los resultados alcanzados por las inversiones han ascendido a 74 millones en un entorno de bajos tipos de interés.
Las plusvalías latentes de la cartera de inversiones financieras e inmuebles al cierre del ejercicio 2020 ascienden a 607,9 millones de euros.



Evolución de la Mutualidad en activos y fondos para la jubilación
El volumen de recursos propios de la Mutualidad asciende a 332 millones de euros. Esta cifra es un indicador de fortaleza financiera y de solvencia. hna está autorizada por la Dirección General de Seguros (DGS) para operar en los ramos de vida, accidentes y enfermedad sin límite de aseguramiento. Además, hna cumple con todas las exigencias y garantías financieras exigidas por el sector asegurador y está adaptada a la normativa de Solvencia II. Así, la DGS supervisa tanto el cumplimiento de los márgenes de solvencia como el del resto de normativa que resulta de aplicación.
A su vez, la Mutualidad cuenta con todos los mecanismos para velar por la solvencia y el control interno, como departamento de control de riesgos, manuales de procedimientos, políticas internas, auditorías internas y externas, entre otros.


Con fecha 1 de enero del 2016, entró en vigor la nueva normativa de Solvencia II, articulada en la Ley 20/2015, de 14 de julio, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (LOSSEAR) y en su reglamento de desarrollo (ROSSEAR), transponiendo así la directiva europea al ordenamiento español.

Esta nueva regulación supone un cambio significativo para el sector asegurador en relación a los requerimientos de capital, gobierno corporativo y transparencia al mercado. Estos requerimientos se catalogan en tres "pilares":


PILAR I

Requerimientos de capital. Medición de la solvencia de las entidades basándose en valores de mercado y en la medición de los riesgos efectivamente asumidos.


PILAR II

Requisitos cualitativos. Sistema de gobierno de las entidades aseguradoras para garantizar una correcta gestión de riesgos.


PILAR III

Disciplina de mercado: exigencias de información y de transparencia con respecto al regulador y hacia el mercado.


Informe anual para dejar constancia del cumplimiento del código de conducta para las mutuas de seguros y mutualidades de previsión social en materia de inversiones financieras temporales.


2020

Informe de Cumplimiento de Código de Conducta

Descargar PDF

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web.