dieta, alimentación, salud

Estar permanentemente a dieta, y por cuenta propia sin un control profesional, puede tener consecuencias muy negativas en la salud. Las personas que viven constantemente a dieta muestran a los demás dos situaciones: Que no se gustan como son y que algo están haciendo mal con su plan alimentario.

La principal meta de una dieta no debería ser sólo perder kilos de más, sino aprender a comer bien, eliminando malos hábitos y logrando que la alimentación fuera, desde ese momento y para siempre, saludable, equilibrada y, además, adecuada al estilo de vida, gustos, creencias, costumbres y salud.

No obstante, mantener el cuerpo permanentemente sin algún grupo de alimentos, con menos calorías de las que precisa, o con unos menús estrictos y cerrados, no ayuda a modificar hábitos y será muy fácil que se termine odiando la comida.

Cómo afecta una dieta sin supervisión
Ponerse a dieta por cuenta propia puede hacer que la salud física y psicológica se resienta.

  • Eliminar un alimento o grupo de alimentos puede producir carencias nutricionales y éstas debilitan el sistema inmunológico.
  • Rebajar las calorías drásticamente conduce a sentir fatiga y debilidad.
  • Si no se consumen hidratos de carbono, al cuerpo le faltarán energía y tendrá lugar un proceso llamado cetosis, en el que se utilizan grasas como combustible y que puede producir mareos, dolores de cabeza, mal aliento, orina con mal olor, vómitos, etc.
  • Si no se toma ninguna grasa se estará débil y hay posibilidad de sufrir estreñimiento.
  • Al eliminar totalmente las legumbres se consumirá menos fibra y proteínas vegetales muy necesarias.
  • Una dieta hiperproteica recargará de trabajo al hígado y los riñones, que deberá eliminar el exceso de proteínas.
  • Si el consumo de fibra es muy elevado, se pueden sufrir gases y dolores abdominales. No hay que exceder de los 10-15 gramos por cada 1.000kcal.
  • Comer únicamente fruta y verdura tampoco es adecuado. Faltarán proteínas, lípidos e hidratos complejos y se tendrá un exceso de azúcares simples.
  • Si se desequilibra el sodio y el potasio se pueden sufrir calambres musculares.
  • Un ayuno prolongado podría producir problemas de vesícula, porque al evitar su vaciado se aumenta la probabilidad de formación de cálculos.
  • Si pasas hambre será más susceptible de abandonar la dieta o darse un atracón en un momento de debilidad.
  • Si no cambias costumbres, en cuanto dejes la dieta sufrirás el ‘efecto yoyó’ y recuperarás enseguida los kilos perdidos.

Acompaña tu dieta de buenos hábitos de vida, como hacer ejercicio, no fumar, reducir el alcohol, eliminar el estrés, dormir bien… De este modo, no sólo estarás reduciendo peso, sino que te convertirás en una persona saludable de forma global y tus posibilidades de éxito se multiplicarán.

Contacto

Horario de Atención al Cliente

  • En hna Atención al Cliente estamos a su disposición de 9:00 a 19:30 horas, de lunes a viernes, para ayudarle en lo que necesite y resolver sus dudas.

Horario del Servicio de Autorizaciones

  • En hna Servicio de Autorizaciones estamos a su disposición de 8:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes, para gestionar sus autorizaciones.

Te llamamos