¿SUBES O BAJAS? ESCALERAS PARA ADMIRAR

Las escaleras, además de un elemento meramente funcional, pueden ser verdaderas obras maestras de la arquitectura por su belleza, estructura o emplazamiento. Hacemos una pequeña lista con algunas de las más espectaculares o curiosas.

Museos Vaticanos. Roma (Italia)

Una escalera de doble hélice, con un dosel por encima que proporciona la luz necesaria a sus minúsculos escalones, acompaña a todos los visitantes de los Museos a la salida. Giuseppe Momo diseñó la simétrica escalera de caracol en 1932 inspirándose en la original de Bramante, renacentista, que ahora está en el vecino Museo Pio-Clementino, cerrada al público. Se trata de uno de los puntos más icónicos de Roma.

Librería Lello e irmão. Oporto (Portugal)

En el centro de Oporto, en una de las librerías más bellas del mundo, está esta increíble escalera, construida en 1906 por el ingeniero Francisco Xavier Esteves, que diseñó todo el edificio de estilo neogótico. La obra, labrada en madera, llama la atención por sus curvas y su curiosa forma, sus peldaños se unen y separan, trasladando a los visitantes de un lado a otro de la librería, profusamente decorada con arcos y vidrieras.

Tienda de Longchamp. Nueva York (Estados Unidos)

Longchamp quería una tienda insignia en Nueva York y le encargó la tarea al estudio de Thomas Heatherwick, que creo un paisaje de formas curvas con una escalera central de acero que pesa más de 55 toneladas. La estructura, de considerable altura, forma una especie de onda que recorre toda la tienda, dando unidad. Llevó seis meses construirla.

Casa de la Reina. Londres (Inglaterra)

Conocida popularmente como The Tulip Stairs, es una escalera de caracol geométrica sin soporte, coronada por una cúpula de cristal, construida a principios del siglo XVII para la esposa de Jacobo I. Fue diseñada por Inigo Jones, arquitecto británico, que se inspiró en sus visitas al continente para crear la primera escalera de este tipo del país. Su nombre popular se debe a la balaustrada con motivos florales que la adornan que, en realidad, no son tulipanessino flores de lis.

Umeda Sky Building. Osaka (Japón)

La escalera más larga del mundo une las dos torres de 173 metros y 40 pisos que componen el Umeda Sky Building, diseñado por Hiroshi Hara. Las escaleras, metidas en un tubo de cristal que flota a 150 metros del suelo, cruzan de una torre a otra y llevan al visitante al observatorio que tienen las torres en su parte superior.

Convento de Santo Domingo de Bonaval (Museo do pobo galego). Santiago de Compostela (España)

Dentro del convento de finales del siglo XVII se encuentra esta espectacular escalera helicoidal de piedra, obra del arquitecto Domingo de Andrade, diseñador también del edificio principal. La forman tres espirales independientes y cada una conduce a un piso diferente del Museo do pobo galego, actual función del edificio, sin converger en ningún punto.