Mucho más que oficinas

Pasamos una media de ocho horas diarias en nuestro lugar de trabajo, por lo que la arquitectura y diseño de la misma se antoja importante en el día a día de los empleados. Más allá de lo que se puede considerar imprescindible, como puede ser la luz, que el mobiliario sea adecuado para la labor que se desarrolla, que se incentive el trabajo en común, etc., hay empresas que han ido un paso más allá y han concebido, ayudadas por arquitectos y diseñadores, oficinas que llaman la atención por su originalidad y que favorecen la inspiración y creatividad.




Google – Zurich, Suiza: Toboganes, barra de bomberos para bajar al comedor, chill-out con acuario, billar, salas de masaje, futbolín o salas de reuniones en forma de iglú. La oficina de Google en Zurich es uno de los espacios de trabajo más divertidos que el diseño y la arquitectura nos brinda. Los empleados pueden llevar su portátil por todo el espacio y trabajar donde prefieran. Y si tienen un momento de sequía, pueden recargar pilas y aumentar su creatividad en la biblioteca, la sala de juegos o el gimnasio. Una curiosidad: en las oficinas de Google nadie debe de estar a más de 100 metros de la comida, por lo que disponen de cocinas y cafeterías en las que comer gratis tres veces al día.




Selgas Cano – Madrid, España: Diseñadas por Iwan Baan, en un bosque madrileño. Debe de ser una de las oficinas más relajantes del mundo. En un entorno natural en el que se camufla perfectamente, este espacio tubular, con la mitad de la oficina bajo tierra y la otra mitad asomando con una cristalera a la naturaleza, permite a los arquitectos que trabajan dentro disfrutar del entorno mientras crean.




AirBnb – San Francisco, EE.UU.: El estudio Gensler rediseñó el interior del edificio industrial de 1917 que alberga la sede de AirBnb. El edificio cuenta con un gran espacio central de cuatro alturas al que se asoman el resto de espacios, como si de un patio se tratase, y en el que encontramos un espectacular jardín vertical de tres plantas de altura que llena de luz natural el interior a través de lucernarios. El resto de estancias, decoradas por el estudio local Interio Design Fair, evocan habitaciones de un hogar, con el fin de cumplir la máxima de la compañía de alquiler de alojamiento temporal: “sentirse como en casa”. Así, los trabajadores encuentran un ambiente familiar que compartir con sus compañeros.




Pallotta Teamworks – Los Ángeles, California: Esta productora de eventos sin ánimo de lucro tenía un problema de base: el presupuesto. El estudio Clive Wilkinson Architects afrontó el reto de diseñar la nueva oficina central de la compañía en una nave industrial de más de 4.000 m2 sin demasiado dinero, para lo que creo una ‘ciudad’ de contenedores marítimos, con despachos y zonas comunes para los trabajadores. Sin tocar demasiado la nave, introdujeron luz natural con claraboyas en la cubierta y, a través del mobiliario, balcones y fuentes de agua crearon un espacio íntimo de identidad propia.