Concurso de ideas para diseñar una biblioteca en Hyde Park

Si has estado en alguna ocasión en Londres sabrás cómo adoran los londinenses Hyde Park. Con cerca de 140 hectáreas, este parque público es el corazón verde de la ciudad y lugar de asueto preferido para sus habitantes, sobre todo cuando la temperatura es agradable. Hacer deporte, pasear, tomar el sol, leer bajo la sombra de alguno de sus árboles, remar en una barca a través del Lago Serpentine o acercarse hasta el Speaker’s Corner a escuchar encendidas diatribas son algunas de las actividades más habituales.

Quizás por esa capacidad de atracción, Archasm, sitio web especializado en concursos internacionales de arquitectura, lanza una interesante convocatoria pública de ideas para estudiantes y profesionales que quieran diseñar una biblioteca pública en Hyde Park cuyo objetivo principal sería fomentar la lectura entre los habitantes y visitantes de Londres.

Según las bases del concurso, como punto de partida, se busca que los diseños presentados rompan con el concepto clásico de una biblioteca en una nueva versión del siglo XXI. En ese sentido, la biblioteca debe ser una estructura independiente y urbana que suponga un cambio en la perspectiva rígida y tradicional de las bibliotecas. La calidad estética, materiales, volumen y forma tienen que estar en consonancia con el entorno natural, además de añadir vitalidad, belleza y un sentido de identidad al espacio.

Por otra parte, los participantes tienen que reinventar el concepto de biblioteca mediante la introducción de nuevas formas e incorporando la tecnología digital. La espacialidad de la biblioteca tradicional, asociada a interiores aburridos y pragmáticos, debe ser reinterpretada con espacios de lectura, muebles y diseño interior que aboguen por tipologías innovadoras, interesantes y flexibles. En ese sentido, los participantes deben centrarse en diseñar un edificio que ofrezca una experiencia para el usuario, estimule su mente y le invite a pasar el tiempo. Por otra parte, además de un recurso público prototípico útil, debería convertirse en un hito arquitectónico dentro del parque, que incluso puede atraer a los no lectores a visitar el lugar.

Las propuestas (Archasm deja claro que no implica de ninguna manera que se vaya a construir realmente la biblioteca) serán evaluadas en base a los siguientes criterios

  • Plasmación y manifestación física del tema propuesto
  • Forma construida y espacialidad para la biblioteca.
  • Coherencia contextual y capacidad para atraer audiencias.
  • Estética y originalidad.
  • Potencia emocional y psicológica.
  • Argumentación y Representación
  • Claridad y comprensión del diseño.

El jurado del concurso está formado por profesionales de la arquitectura como Adrian Welch, editor de e-architect; Terry Pawson, responsable del Estudio TPA; y Pouya Zamanpour, de London Atelier.

Las candidaturas permanecerán abiertas hasta el 31 de marzo. Los tres proyectos ganadores, así como las diez menciones especiales, serán dados a conocer el 24 de abril en la web.