Te interesa si…

  • Quieres garantizar la rentabilidad de tu capital para tu jubilación
  • Buscas un plus trimestral
  • Necesitas ahorrar a través de un vehículo con incentivos fiscales
  • Deseas una gestión profesional que piense en tus ahorros

Las aportaciones realizadas a los planes de pensiones o PPA son desgravables en la declaración de la renta, con un límite máximo que consiste en la menor de las siguientes cantidades:


  • 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo o actividades económicas del Ejercicio.
  • 8.000 € anuales.

Perfil inversor

Este PPA está pensado para aquellos inversores de perfil conservador que quieren obtener rendimiento de sus ahorros pero con la tranquilidad de tener asegurado su capital y una rentabilidad mínima garantizada. El interés que ofrece el PPA Fórmula 2 Plus permite tener un beneficio elevado de cara a la jubilación, pero sin el riesgo de perder lo ganado durante años.

Rentabilidad

hna te garantiza un 2% de rentabilidad mínima para la cobertura de jubilación, más un interés adicional cada trimestre.

Escala de riesgo


Comisiones o gastos

Gastos de gestión: 0,50%


Aportaciones mínimas

Apertura o traspaso: desde 1.000 €

Aportación mínima periódica: desde 30 €/mes

Aportación mínima extraordinaria: desde 360 €/año

Coberturas

Con PPA Fórmula 2 Plus tienes, además de la mejor rentabilidad para tus ahorros, las siguientes coberturas:

  • Jubilación: Dispondrás del capital invertido y su rentabilidad, que podrás percibir como capital o renta. Y si prefieres puedes seguir ahorrando para más adelante y así obtener más rentabilidad.
  • Fallecimiento: En caso de fallecimiento, el beneficiario que designes recibirá el capital total de tu PPA y un capital adicional de 1.000 euros.
  • Invalidez permanente: Podrás percibir el total de tu PPA más un capital adicional en forma de renta o pago único.

Comportamiento histórico

¿Qué es un PPA?

Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) son instrumentos de ahorro privado cuyo objetivo es mejorar la pensión y cuyas prestaciones se reciben en el momento de acceso a la jubilación, con una rentabilidad garantizada y con idénticas ventajas fiscales que los planes de pensiones tanto en el trato de las primas aportadas como en el de las prestaciones recibidas.


¿Cuál es la fiscalidad de los PPA?

Te puedes deducir en tu declaración de la renta lo que aportes a tu PPA, de la misma manera que los planes de pensiones. De la siguiente manera:

De las aportaciones: Como límite máximo reducible de la base para el conjunto de aportaciones a los sistemas de previsión social, se aplica la menor de las cantidades siguientes:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.
  • 8.000 euros anuales.

De las prestaciones: La percepción de las prestaciones de los PPA o planes de pensiones tienen la consideración fiscal de Rendimientos del Trabajo Personal:

  • Si se percibe en forma de renta se integrará completamente en la base imponible la anualidad percibida.
  • Si la prestación se percibe en forma de capital, se tendrá derecho a una reducción del 40% de la cantidad percibida, que corresponda a las aportaciones realizadas hasta 31 de diciembre de 2006. Este derecho se podrá ejercer siempre que el rescate de la prestación se realice antes de dos años desde que se produce la contingencia (jubilación, invalidez, etc.). En el caso de que la contingencia se haya producido entre 2011 y 2014, si el partícipe quiere acogerse a esta medida, tiene ocho años para realizar el rescate; y hasta el 31 de diciembre de 2018, si se ha producido antes de 2011.

Además, debes saber que desde enero de 2015 la ley permite el rescate del capital a los 10 años de la aportación. En caso de que hayas realizado las aportaciones antes de enero de 2015, podrás rescatarlo en 2025, ya que se cuenta a partir de la entrada en vigor de esta medida.


¿Cuándo se pueden rescatar los PPA?

Además de las contingencias por las que puedes rescatar el PPA o plan de pensiones: jubilación, incapacidad, dependencia severa o fallecimiento, hay una serie de casos en los que puedes rescatar tu plan de pensiones de manera excepcional:

  • Enfermedad grave.
  • Desempleo de larga duración.
  • Transcurso de 10 años desde la aportación.