La arquitectura y el camino al ahorro energético

energía, ahorro, electricidad, arquitectura

Para cualquier empresa es clave lograr una eficiencia energética. Ahorrar energía permite reducir los gastos de la compañía y reducir la generación de residuos. El precio de la luz es uno de los temas que están a la orden del día y una de las claves para poder reducir las facturas es la arquitectura. En la mayoría de los casos para producir energía se genera contaminación que provoca numerosos efectos dañinos en los ecosistemas. Lo mismo sucede con las materias primas con las que se fabrican los recursos que utilizamos con frecuencia en el trabajo.

El consumo de energía es imprescindible para realizar nuestro trabajo diario. Lo importante es mantener ese consumo en niveles adecuados. Se ha demostrado que buena parte de la energía total que se consume en las oficinas se utiliza de manera ineficiente. Con algunas medidas sencillas puede revertirse esta realidad. Si las extendemos a la mayor cantidad de espacios de trabajo los resultados pueden ser más significativos.

Las condiciones climáticas de la zona influyen en la planificación de los edificios y se tienen en cuenta aspectos como los ecosistemas del entorno. Se aplicarán técnicas y estrategias para obtener el máximo rendimiento con el menor impacto. Si bien hace pocas décadas se optaba por minimizar los costes y encontrar materiales de precios económicos, en la arquitectura sostenible se abandona esa idea. Y se apuesta por unos materiales de construcción que requieran un coste energético menor.

Por supuesto, dichos materiales de construcción han de posibilitar entornos que requieran de mucha menos intervención energética. Paredes que generen mayor estanqueidad y ventanas y puertas bien selladas, además de métodos para el aprovechamiento de la luz solar, o para protegernos de ella en verano.

Se ha de apostar por fuentes de energía renovables para la generación de energía, tanto para la electricidad como para la climatización.

Los sistemas de ventilación mecánicos son otra de las opciones que logran que este tipo de arquitectura pueda ofrecer un gran confort sin necesidad de sistemas de climatización tradicionales, como son la calefacción o el aire acondicionado.

Además de cumplir con estos preceptos en ahorro de suministros y eficiencia energética, ha de garantizarse al máximo la salubridad. Es imprescindible que la arquitectura sostenible dé solución a problemas muy importantes como la calidad del aire o la iluminación. La producción energética también ha de ser sostenible en un edificio de construcción eficiente. Por ejemplo, pueden contar con placas solares o sistemas de recolección del agua de la lluvia. En este contexto, hay que saber que los edificios de consumo casi nulo, cuya implantación en todo el sector de la construcción será obligatoria en un año y medio, ya tienen en cuenta estas medidas.


hnavidad, concurso postales navideñas, hna

Convocado el VIII Concurso hnaVIDAD de postales navideñas

Hasta 300 euros en premios y cada participación colabora con Fundación hna

Daniel Ibáñez, Vicente Guallart, Mass is More, Arquitectura

'Mass is More', en el pabellón Mies van der Rohe (Barcelona)

El proyecto fue diseñado por Daniel Ibáñez y Vicente Guallart, del IAAC; y Alan Organschi ,del BE

Hangar, Arquitectura, Eduardo Mediero

Cambiar el sistema desde dentro del sistema

Entrevista a Eduardo Mediero, del estudio de Arquitectura HANGHAR

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web.