Salud visual y alimentación

salud visual y alimentación

Con motivo del Día Mundial de la Visión y el Día Mundial de la Alimentación, ambos celebrados en octubre, Clínica Baviera, junto con el doctor Javier Sanz, ha elaborado un decálogo de nutrientes que ayudan a la salud visual:

  1. Vitamina A: la encontramos en zanahorias, tomates, pimientos rojos, espárragos y algunas verduras de hoja verde, como la albahaca. Gracias a este nutriente ayudamos al buen funcionamiento de la retina y cumple un papel esencial en la visión nocturna. Se obtiene a partir de un tipo de antioxidantes, llamados carotenos, presentes sobre todo en alimentos vegetales de color rojo o naranja. 
  2. Vitamina B2: está en diversas verduras, en la leche, harinas integrales o levadura de trigo. Es importante para prevenir y tratar problemas oculares como la fotofobia, la sensibilidad a la luz o el síndrome del ojo seco
  3. Vitamina B6: la podemos encontrar en el pescado, el pollo, las legumbres, los frutos secos y frutas como el plátano, las fresas o el melón, entre otras. Ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que puede ayudar en caso de inflamación de los ojos o sensibilidad a la luz
  4. Vitamina B12: está presente en alimentos de origen animal, como la carne, los huevos o los lácteos, así como en el pescado o el marisco. Una de las mejores fuentes de vitamina B12 son los mejillones. Favorece la evitación de hiperemia ocular (ojos rojos) y de las úlceras corneales
  5. Vitamina C: se encuentra en diferentes frutas y verduras que se consumen crudas, como el tomate, los pimientos, los cítricos o verduras de hoja verde. Este nutriente favorece la buena salud del cristalino, es esencial en la prevención de las cataratas y ayuda en la prevención y control de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)
  6. Vitamina E: está en verduras de hoja verde, frutos secos o aceite de oliva. Actúa como antioxidante en el organismo y en los ojos contrarresta la acción de los radicales libres para proteger de enfermedades como las cataratas o la degeneración macular retiniana. 
  7. Ácidos grasos omega 3: lo encontramos en alimentos de origen vegetal como las nueces o los aguacates y en alimentos de origen animal como los huevos y los de origen marino, tanto pescados como mariscos, sobre todo el salmón, el atún, las sardinas, los mejillones o las almejas, entre otros. Actúan ayudando en la prevención de la DMAE, el glaucoma o el síndrome del ojo seco.
  8. Flavonoides: en este grupo destacan las manzanas, las uvas, las pasas, las cerezas cebollas, brócoli, puerros, la soja, los arándanos y el té. Destacan por su efecto beneficioso en la retina y en su correcta vascularización, previniendo la DMAE. 
  9. Selenio y zinc: estos minerales los podemos encontrar en alimentos como las legumbres, los cereales integrales, las espinacas, las setas, los frutos secos y los mariscos como las ostras, las almejas y los mejillones. Ambos ayudan a favorecer una correcta salud retiniana.
  10. Potasio: se encuentra sobre todo en plátanos, higos, melón y cítricos. Actúa como un antioxidante en nuestros ojos.     

Todos estos alimentos pueden ayudar a tener una buena salud visual, pero, sobre todo, es importante realizarse revisiones oftalmológicas de manera periódica, así como seguir las recomendaciones del especialista en cuanto a la prevención y tratamiento de problemas visuales en caso de necesitarlo. 



Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web.