"Tratamos de aportar lo esencial y necesario"

KAL A, Sofía Romeo, Miguel Sotos, Arquitectura, entrevista

¿Quiénes sois?
Somos KAL A, un estudio centrado en arquitectura, carpintería y paisaje con sede en Madrid. Empezamos en 2017 después de varios años trabajando entre España y el extranjero.

¿Quiénes componen el estudio?
KAL A lo componen Sofía Romeo y Miguel Sotos, aunque colaboramos constantemente con otros arquitectos para crear equipos multidisciplinares y abarcar proyectos de mayor complejidad.

¿Qué tipo de trabajo realizáis?
Al estudio llegan proyectos de todo tipo, y a todos ellos nos intentamos aproximar de la misma manera. Las diferentes escalas de proyecto nos permiten estructurar la economía del estudio, que dividimos en trabajos a corto, medio y largo plazo. Por ejemplo, en este último año hemos recibido encargos de diseño y producción de mobiliario, y por otro lado estamos trabajando en un proyecto de rehabilitación integral de un edificio en el centro de Granada. Tenemos proyectos de pequeñas reformas de intervención mínima y proyectos de obra nueva. También trabajamos en un proyecto editorial independiente desde 2020: Calmo Editions.

¿Cómo se desarrollan vuestros proyectos?
Los encargos de producción los podemos abarcar desde el taller que tenemos dentro del estudio, donde trabajamos y producimos prototipos a escala 1:1, mobiliario y detalles en madera maciza, sobre todo. Tratamos de incorporar esta parte de manufactura propia en los encargos de arquitectura, en la medida de lo posible, para abaratar costes y dar soluciones que no serían posibles hacer de otro modo.

¿Qué relación tienen vuestros proyectos con la salud y bienestar de las personas?
Tratamos de aportar lo esencial y necesario para crear un ambiente acogedor acorde a las necesidades del cliente, priorizando la adaptación a su contexto y aprovechando los agentes climáticos y ambientales existentes. Intentamos evitar los gestos personales y las señas de identidad. Creemos que los espacios los completan las personas que los habitan y cuanto mayor adaptabilidad tengan mejor. Un ejemplo es la escuela infantil que hemos construido en Bohinj, Eslovenia junto a Ana Jerman y Janja Šušnjar de Arrea Arhitektura. Ampliamos el número de clases de la escuela debido a la gran acogida que tuvo el proyecto inicialmente y hemos conocido recientemente que el número de niños enfermos este año en temporada de invierno ha sido un tercio de lo habitual.

¿Qué recomendaciones darías a los que empiezan?
La generación que viene tiene el reto de ser capaces de trabajar de forma mucho más colectiva y unida que lo que hemos podido conseguir hasta ahora. Si realmente queremos afrontar los enormes retos que están por llegar no podemos seguir cultivando un clima de competitividad, egocentrismo e individualismo. Hace falta empatía, solidaridad y ética, luchar contra las prácticas laborales abusivas e incentivar el cuidado tanto de la profesión como de uno mismo. Todos esos nuevos arquitectos que están por salir de la carrera son todavía más conscientes que nosotros y sólo hace falta que tengan la convicción de que pueden tener un gran impacto en la sociedad.




Iwan Baan, Arquitectura, exposición, Museo ICO, Madrid

Iwan Baan. Instantes en la arquitectura

Fundación ICO acoge hasta el 8 de septiembre una retrospectiva sobre el fotógrafo de Arquitectura

Arquitectura, EUmies Awards, Premio de Arquitectura Contemporánea

EUmies Awards 2024

Anuncian los ganadores del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea