"Es importante estar en un entorno con posibilidades de trabajar en red y proyectos colaborativos"

Lucía Tahan, entrevista, hna, Arquitectura

Lucia Tahan es arquitecta y diseñadora de software. Su trabajo se centra en la aplicación del diseño de experiencia a sistemas digitales y espaciales. Desde 2018 su práctica ha tenido base en Nueva York, Berlín y Londres, donde actualmente trabaja como diseñadora AR/VR para Facebook desarrollando herramientas de creación de realidad aumentada.

En 2018 participó en el diseño del pabellón de Eslovenia de la Bienal de Arquitectura de Venecia, donde su trabajo también fue expuesto en el pabellón de España. En 2019 ha sido premiada con las becas Housing the Human para la investigación sobre el futuro de la vivienda y Knight Foundation para el desarrollo de software en el New Museum en Nueva York. Su obra construida comprende dos viviendas en Extremadura, completadas en 2017 y 2018.

Su trabajo ha sido presentado en museos e instituciones como Bi-City Biennale of Architecture/Urbanism Shenzhen (2020), Copenhagen Architecture Festival (2019), HKW Berlin (2018), Istanbul Design Biennial (2018), Fondazione MAXXI en Roma (2017), Trienal de Arquitectura de Lisboa (2017) o Seoul Architecture Biennale (2017), y ha sido publicado en medios como El Pais, e-flux o ArchDaily y revistas académicas como Lobby (Bartlett School of Architecture).

Formada en la ETSAM, ha estudiado también en Bezalel Academy of Arts and Design en Jerusalén y Technische Universität Berlin. Ha impartido clases en University of Illinois at Chicago, Bauhaus-Universität Weimar, ETSAM y Universidad Camilo José Cela.


¿Quién es Lucía Tahan y quiénes componen el estudio?
Lucia Tahan es un estudio unipersonal y nómada desde el que desarrollo proyectos digitales y de arquitectura. Mi oficina es móvil, pero casi siempre ha estado asociada físicamente a un entorno de trabajo colaborativo: desde que la fundé en Jerusalén en 2013, la oficina ha tenido base en Madrid en el colectivo Leon11, en Nueva York en la incubadora del New Museum NEWINC, y en Berlín en varios entornos, incluso WeWork. Próximamente me mudaré a Londres.
Es muy importante estar en un entorno en el que haya posibilidades de trabajar en red y en proyectos colaborativos, por eso me gusta compartir espacio de trabajo. Se aprende mucho sobre las tácticas de otros estudios y se pueden abordar proyectos más grandes al formar equipos con los profesionales que te rodean, pero sobre todo es muy enriquecedor formar parte de una comunidad de pensadores y artistas e intercambiar ideas.
Ahora que no se puede compartir un espacio físico, me gusta mucho ver cómo esas comunidades se están trasladando al mundo digital. De cierta forma, uno puede estar ligado a diferentes ciudades; en los últimos días he sentido que un día trabajaba en Berlín, otro en Londres, otro en Nueva York… simplemente al tener una videollamada con los grupos de personas con las que comparto ideas en esos lugares y hablar de diferentes proyectos de trabajo con ellos que están asociados a esas ciudades.

¿A qué te dedicas?
Tengo una doble vida: soy diseñadora de software (el título oficial es Product Designer) y arquitecta.
Como diseñadora de software trabajo para empresas de tecnología desarrollando estrategias de producto, investigando las preferencias de los usuarios y diseñando las interfaces que salen a la luz. Ahora trabajo para Facebook en el equipo que desarrolla AR (Realidad Aumentada) para Instagram.

¿Qué tipo de trabajo realizas?
En mi trabajo libre como arquitecta y artista, trabajo creando proyectos expositivos ligados a la investigación, como instalaciones. Pero también he construido vivienda y hecho trabajos técnicos en arquitectura. En mi producción artística me interesa mezclar el mundo digital y el construido. En mi último proyecto Cloud Housing llevé a cabo una investigación sobre el futuro de la vivienda proponiendo una vivienda aumentada, donde los objetos virtuales se superponen al espacio físico. En este trabajo, presentado como una instalación de Realidad Aumentada, reflexionaba sobre algunos problemas emergentes como la gestión diaria del gradiente de realidad física vs digital, la recogida de datos 3D del entorno construido, y el papel de la publicidad como artefacto digital en la vivienda.
Hasta ahora, la vivienda ha sido un espacio privado poco poroso al control digital, pero el cambio se acelera. El interior de las casas es proyectado a través de Zoom y hay una gran demanda para socializarse o entretenerse dentro de la propia vivienda, de forma que herramientas digitales que transformen su arquitectura en un espacio digitalmente público van a empezar a ser muy relevantes.
Lo que me interesa desde mi estudio es explorar la expansión de la práctica de la arquitectura más allá de una disciplina espacial hacia un ejercicio más amplio en el diseño de experiencia digital y la investigación.

¿Cómo se desarrollan tus proyectos?
Aunque a primera vista parezca distinto, los diseñadores de software y los arquitectos hacemos un trabajo parecido. Empezamos por entender las necesidades de los usuarios, necesitamos conocer las posibilidades técnicas de lo que se puede construir, y finalmente dibujamos planos para que un equipo técnico los ejecute. Cuando diseño, pienso en cómo las personas se van a mover por las interfaces o por los espacios, en que lo que construyamos sea responsable socialmente, y en desarrollar conceptos arriesgados pero apoyados en la historia.
A menudo los proyectos surgen de mi propio interés por expandir las fronteras del diseño del entorno físico. Por ejemplo, ante un encargo para construir un prototipo de vivienda para el futuro, produje una instalación en Realidad Aumentada. En este sentido procuro que mi contribución a la arquitectura sea a través de discursos y tecnologías. La arquitectura también tiene históricamente un capital mucho más amplio que solamente los edificios; por ejemplo Eileen Gray o Cedric Price contribuyeron a la arquitectura a través de dispositivos arquitectónicos más allá de los edificios, como objetos y protocolos.

¿Qué recomendaciones darías a los que empiezan?
Busca a gente que te empuje, que te apoye. No dejes que nada te disuada de tus planes y tus objetivos. Lucha para que tus ideas se ejecuten. Es especialmente importante para las mujeres recordar esto, porque en su entorno encuentran mucha más resistencia y dudas a su competencia.
Es importante atreverse a hacer cosas que uno no ha hecho antes. A veces, presentarse a hacer un trabajo implica también aprender cómo se hace sobre la marcha. El encargo perfecto no existe, pero uno puede adaptar los encargos para avanzar en la dirección que le gustaría explorar.

Kresta Design, Lucas Hernandez Gil, Arquitectura, entrevista hna,

Un punto de vista diferente, con una mezcla de curiosidad, intuición y oficio

Entrevistamos a Lucas-Hernández-Gil, de KRESTA DESIGN

Herzog Meuron, Toronto, Arquitectura, hna, Bay Street

Nueva torre esbelta en Toronto, de los arquitectos Herzog & Meuron

Será la más alta de Canadá, quitándole el título al rascacielos One, de 306 metros de altura

Foster Partners, Qianhai Talents, Arquitectura, China

Foster+Partners gana el concurso de diseño para el proyecto 'Qianhai Talents'

El proyecto de apartamentos, en Shenzen (China), está dirigido al mercado de alquiler